Estrés, Azúcar y Sal: Cómo Envenenarte Silenciosamente

Foto de Fondo creado por creativeart - www.freepik.es

Estrés, Azúcar y Sal: Cómo Envenenarte Silenciosamente

Si quieres saber si tu empresa está padeciendo los efectos negativos del estrés post-covid, espera hasta el final de este post. Te espera un premio que podrás bajarte gratuitamente y durante un periodo limitado, para hacer un diagnóstico. 

Que la situación pandémica haya incrementado la incidencia de estrés laboral es un dato objetivo evidente. Según la reciente investigación publicada por Livescience.com, las psicopatologías entre la población incrementó en Estados Unidos durante la pandemia, de un 28% a un 70%.

¿Te parece exagerado? A mí también. ¿Será más propio de las culturas anglosajonas?  ¿O es porque ahí esas variables se miden, mientras que aquí se prefiere vivir en la ignorancia? ¿O tal vez porque en EE.UU. no existe una cultura tan asistencialista con mecanismos de ayuda social como los ERTES? 

Resulta curioso que cuando se pregunte individualmente, muchos empresarios, managers y directores de recursos humanos no se muestran capaces de admitir que esto esté ocurriendo en su plantilla.

A la pregunta: ¿descartas que esto esté ocurriendo porque lo habéis medido con evaluaciones de riesgos psico-sociales? El silencio es embarazoso.

La gran mayoría se guía por su propio olfato y sensibilidad.   

Y el olfato en estas cosas puede fallar. Sobre todo porque el olfato pierde su frescura conforme se acostumbra a un lugar y un olor. ¿A quién no le ha pasado de entrar alguna vez a un lugar y percibir un olor incómodo que con el tiempo dejó de serlo?

Esto mismo pasa con el estrés. Nos acostumbramos a ello.  Y a partir de ese momento resulta prácticamente imposible darnos cuenta de ello, así como ser conscientes de sus efectos, salvo éstos se tornen muy graves.

El estrés no es un problema psicológico que de un día para otro manifieste sintomatologías concretas. Es silencioso y se diluye como la sal y el azúcar en las sustancias que la albergan. Y es invisible: se esconde detrás de comportamientos habituales de trabajo aparentemente inocuos: incluso positivos. En muchas ocasiones se puede hasta confundir una persona estresada con una persona muy motivada. Y no apreciar diferencias. 

Sería un gran fallo esperar a que se manifieste una sintomatología clara y evidente para tener que actuar y prevenir el estrés laboral.

El estrés es un veneno silencioso. Como la sal y el azúcar, da sabor a la vida, pero tomado de manera continuada y abusiva, es perjudicial.

¿A quién no le ha pasado alguna vez tirarse de cabeza en un proyecto con mucho entusiasmo y padecer después un agotamiento mental o emocional porque su mente viaja más rápido de los acontecimientos?

Aun cuando lo hacemos con entusiasmo y nos gusta, el estrés está presente. Y nos lleva e a actuar con prisa, generar prisa en los demás o tomar decisiones poco meditadas.

Por esa razón, si quieres conocer el real impacto del estrés en tu trabajo, es importante evaluar de manera temprana si estás conviviendo con fuentes que pueden considerarse como elementos de estrés, y cuál es tu percepción al respecto.

Para ello hoy te pongo a disposición una herramienta sencilla y rápida.

¿Te interesa bajarte GRATIS el Cuestionario Preliminar De Fuentes De Estrés Laboral?

En tan solo 10 preguntas, puedes valorar si es necesario profundizar en prevención del estrés laboral. Normalmente esta herramienta forma parte de un proceso de consultoría con su tarifa específica, pero solo para los lectores de este blog, y durante un periodo limitado, pondremos a disposición el cuestionario de evaluación. Te dejamos aquí el enlace aquí para que nos lo solicites y te lo enviaremos.

https://roberto-bc7e1.gr8.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com