¿Es Realmente Rentable El Coaching? Como Calcular El ROI Del Coaching

¿Si tuvieras que disponer de 4 horas al mes de tu tiempo para ayudar a tus colaboradores a ser más rentables y eficaces en el trabajo, como las aprovecharías?
¿A quienes elegirías como destinatarios?
¿Qué harías?
¿De qué les hablarías?
¿Cómo lo harías?
¿Cuánto tiempo les dedicaría a cada uno/a?
¿Con qué frecuencia?

Si la respuesta a la primera pregunta tiene que ver con mejorar sus actitudes, contribuir a ser más positivos y disponibles, incrementar su compromiso, despertar su motivación, desarrollar habilidades interpersonales, de resolución de problemas, liderazgo e iniciativa para que consigan los objetivos previstos, quizás el Coaching es la mejor estrategia de intervención.

Aún así es muy importante saber qué tipo de coaching plantear y para qué, ya que al día de hoy, bajo la nomenclatura “Coaching”, se está vendiendo casi cualquier tipo de servicio.

El coaching puede mejorar actitudes y/o ayudar a desarrollar habilidades con el fin de esperar una repercusión indirecta en los objetivos de negocio, o ayudar a conseguir objetivos por la vía directa sin que se pase necesariamente por la mejora de actitudes y habilidades, simplemente aprovechando el potencial directo de las personas asistidas.

ROI 2Para las empresas que usan el Coaching como medida de desarrollo de actitudes y habilidades, quizás plantear un ROI numérico no sea lo más efectivo, ya que la iniciativa, desde este marco, tendía un valor intangible muy importante, basado en crear “cultura de empresa” y apoyar la gestión por valores y/o competencias. Desde este enfoque quizá no sea tan importante obtener un retorno directo de lo que invierta en coaching, puesto que se restará su presupuesto de una partida de acciones de desarrollo de Recursos Humanos por las que el coaching será una actuación que sustituirá a otras habidas en los años anteriores. En este caso, la cuantía económica a destinar a este tipo de actuaciones, dependerá de la cuantía presupuestaria residual que quedará del presupuesto de acciones de desarrollo, una vez realizadas las actuaciones que eventualmente gocen de mayor prioridad.

Sin embargo, para las empresas que usan el Coaching como una medida de apoyo a la consecución de objetivos numéricos, es muy importante plantear un ROI numérico. Desde esta perspectiva el importe a invertir no es conveniente que sea superior al incremento de productividad que supondría realizar el proceso. Concretamente, el importe máximo a invertir, según nuestros ratios, es conveniente que no exceda una tercera parte del incremento bruto de la productividad que se espera obtener: es decir que una hora de coaching pagada a 150€/ hora, debería ser capaz de producir un retorno extra de al menos 450€ brutos en beneficios para la empresa. Si esta cifra fuera inferior, no sería rentable un proceso de coaching.

En el caso del coaching de alta dirección, por el que se puede llegar a cobrar incluso más de 500€/ hora, este ratio supondría que las decisiones y acciones a poner en marcha que sucedan a esa hora de sesión, deberían suponer al menos un retorno de 1500€ brutos más, respecto a los resultados que eventualmente se obtendrían en el supuesto de no realizar esa hora de Coaching.

Öptima Coaching ha desarrollado una metodología para poner a disposición de las empresas un servicio de coaching que resulte rentable en ambos casos, tanto en el supuesto del desarrollo de habilidades y actitudes, como en el caso de tener que plantear un ROI numérico que permita valorar hasta qué punto el servicio esté siendo rentable a la empresa. Gracias a este enfoque, hemos conseguido una fórmula que abarata los costes de coaching hasta conseguir una “tarifa plana” de 4 horas al precio de mercado de una, poniendo a disposición de las empresas una bolsa de horas de coaching al mes que se puede aprovechar como mejor les convenga. Para conocer más en detalle este servicio, puedes hacer click aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *